INTERNACIONAL CASPE BASS. HISTORIA

Esta modalidad deportiva del otro lado del Atlántico, fue difundida en nuestras latitudes por los pescadores norteamericanos destinados en las bases militares de Europa, especialmente la de Zaragoza. En Caspe, en el Mar de Aragón, los americanos tenían instalado su “cuartel general” en Europa. Este embalse estaba catalogado por ellos como el mejor del viejo continente. Aquí celebraban sus competiciones.

La más prestigiosa de todas ellas, la European Invitational, con casi 25 años de antigüedad, se celebraba anualmente el primer fin de semana de Octubre y era casi exclusiva para pescadores Americanos de todas las bases Europeas.

En 1991 su organización fue legada a la A.D. Caspe Bass, que fue justo en el momento en que los pescadores americanos se marcharon tras el cierre de la base Americana de Zaragoza. A partir de entonces comenzó una nueva era y la prueba se rebautizó con el nombre actual, INTERNACIONAL CASPE BASS.

En la actualidad, el “INTERNACIONAL CASPE BASS”, como es conocido por todos, acoge cada año a los mejores pescadores Españoles y Europeo cuyos participantes proceden, mayoritariamente de Italia, Francia, Alemania y Portugal.

En muchas de sus ediciones es una satisfacción para el certamen y los organizadores, contar con la participación de súper-estrellas profesionales de USA y Japón, algunos de ellos grandes leyendas en el circuito B.A.S.S. de Estados Unidos o incluso ganadores del BASSMASTERS CLASSIC, la prueba reina en el mundo de pesca de Bass. Bien invitados o por cuenta propia, ha sido siempre un honor contar con su presencia, que sin duda ha servido para engrandecer la categoría del Internacional Caspe Bass y para que comprueben en vivo la fama de esta prueba.

Su prestigio, seriedad y la magnífica dotación de premios que dispone, la hacen estar en el punto de mira de todos. Cada año es la prueba más esperada y cita obligada en el calendario deportivo de competiciones. Es la clásica europea por excelencia.

El hecho de que la prueba se haya convertido en la más prestigiosa de Europa no ha sido una casualidad, sino la consecuencia lógica de unos factores a tener muy en cuenta:

  1. La elección del mejor escenario de pesca para el Black-Bass en Europa, el Mar de Aragón.
  2. La elección de una de las mejores fechas para la pesca del Black-Bass, fruto del conocimiento que los organizadores tienen de la época de mayor actividad de esta especie, ya que pescan en sus aguas durante todo el año.

Caben destacar las razones por las que el INTERNACIONAL CASPE BASS se ha consolidado en el territorio, gracias al rigor y la labor de divulgación nacional e internacional por parte de la A.D. Caspe Bass, que edición tras edición transmiten la importancia de este certamen a los deportistas y quedan manifiestas en:

  1. La elaboración de un reglamento de competición exclusivo para esta competición.
  2. La entrega de importantes premios y trofeos.
  3. Y la implantación del “captura y suelta”, así como la adopción de las medidas oportunas por parte de la organización para que esto sea posible, siendo pioneros desde el año 1992.

Cada año participan numerosas embarcaciones, la mayoría de ellas de gran potencia y diseñadas especialmente para este tipo de pesca. Tres mangas de 10 horas de duración cada una, es decir tres días de dura y sacrificada competición, en la cual se pueden presentar cada día 5 Black-Bass de talla no inferior a 30 cm. La báscula será la encargada de determinar a los ganadores, ya que el equipo que mayor peso total presente en la suma de los tres días, serán nombrados campeones de la prueba y deben ser reconocidos, durante un año entero, como los mejores pescadores de Black-Bass de Europa.

Los jueces nacionales son los encargados de dirigir la competición y avalar sus resultados.

Para la A.D. Caspe Bass es todo un orgullo ser los responsables de la organización de esta competición.

En consonancia con la prueba está su difusión nacional e internacional, con su consiguiente repercusión deportiva y social. El Internacional Caspe Bass se comunica y se divulga por toda Europa, a través de los trípticos, carteles y toda la información que se genera alrededor de la competición y que se distribuye por todos los canales de comunicación que están a nuestro alcance.