Terminada ya está XXIII edición del Encuentro Internacional Caspe Bass, no tenemos sino agradecer a todos los que de alguna manera la han hecho posible.

Dar las gracias principalmente a los participantes, ya que son la salsa de la competición y que un año más han hecho posible que se realizara. Nuestro agradecimiento también a los patrocinadores, colaboradores, instituciones y organismos, gracias a ellos hemos podido llevar a cabo un año más la realización del evento.

Como habéis comprobado, la decisión de no pasar de 60 embarcaciones, ha sido acertada y si bien este año no la hemos alcanzado, esperamos llegar a ella el próximo año.

La mejoría en capturas respecto a otros años, hace presagiar un futuro prometedor, como así lo atestigua el número de capturas, tanto de la medida mínima, como de una medida inferior.

La diferencia de peso de los hermanos Longas con el resto de participantes en la primera manga, y la diferencia que seguían manteniendo en la segunda, hacían presagiar un nuevo triunfo en el Caspe Bass, pero si algo tiene el embalse de Mequinenza, es esto precisamente. Cada día, es un nuevo escenario y has de saber adaptarte a él.

Adrian y Fernando supieron hacerlo y ahí su recompensa, proclamándose campeones de Encuentro Internacional Caspe Bass 2015.  También Francisco y José así lo entendieron y su remontada espectacular lo demuestra. En cuanto a Eloy y Máximo, qué decir, su tercera plaza, es el colofón a un año en el que han demostrado una regularidad digna de los mejores en su participación en las grandes pruebas.

Tristán y Laurent Poulain, consiguieron la pieza mayor, un bass de 2457 gramos, cosa que nos alegro, ya que era el regreso al escenario que años atrás junto con Frank Rossman surcaron juntos. Joan y Robert con su bass de 2444 gramos se llevaron la segunda pieza mayor y Santiago y Sergio Longás, unos clásicos en piezas mayores, la tercera.

No nos queremos olvidar de los voluntarios que con su esfuerzo y dedicación, han conseguido que todo transcurriese con la más absoluta normalidad, evitando a los pescadores preocuparse de otras cosas que no fuesen los black basses.

Espero que para todos la experiencia haya sido positiva y sabiendo que algunos de vosotros os lleváis el amargo recuerdo de la ingratitud de este pez hacia los que le han dedicado treinta horas de su vida, estéis deseando como nosotros, el comienzo de una nueva edición del Caspe Bass.

Reiterar nuestro agradecimiento a todos vosotros y esperamos veros de nuevo al año que viene en la próxima edición de la prueba más dura y exigente del panorama nacional.

MAR DE ARAGÓN FOREVER

En la sección sobre el Internacional CaspeBass de nuestra web podéis encontrar las fotos de las tres mangas de este EICB 2015 y algunos vídeos de lo que ha sido esta edición.

Además próximamente publicaremos la tabla de resultados de esta edición.